Las 20 personas que resultaron lesionadas durante una emergencia que se registró en la zona portuaria de Barranquilla, tras la explosión de un tubo conductor de amoniaco, fueron dadas de alta al no presentar heridas de gravedad.

“15 tenían problemas respiratorios, 5 tenían síndrome vertiginoso y solo uno tiene un fuerte dolor de cabeza por un golpe al caer de una altura de 8 metros”, dijo el médico Cristian Marriaga de la clínica Cambell.

La emergencia se presentó ayer en la zona portuaria de Barranquilla tras la explosión de un tubo conductor de amoniaco.

El hecho produjo una onda expansiva y lesiones a varios miembros del operador portuario que realizaban actividades en la embarcación, confirmó la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla.

La emergencia se presentó a las 2:00 de la tarde cuando la moto nave pesquera 'Templario I' realizaba operaciones de descargue en uno de los muelles.

Los lesionados fueron trasladados hasta un centro asistencial, “con lesiones leves y molestias derivadas del contacto con el producto. Nuestro plan de contingencia fue activado inmediatamente para atender la situación, la cual ha sido controlada con apoyo del Cuerpo de Bomberos y la red Apell”, según precisó la Sociedad Portuaria.