Cargando contenido

Foto: RCN RADIO



Con moderada tranquilidad y con incertidumbre están los residentes de los 16 edificios tras la decisión de un juez de cancelar la evacuación.

Un juez de control de garantías de Cartagena atendió a las peticiones de los propietarios y residentes de las 16 edificaciones que la Alcaldía ordenó su desalojó por su ‘inminente riesgo’, basado en un estudio de la Universidad de Cartagena. Por el momento, la diligencia para asegurar la reparación de las víctimas fue aplazada hasta el próximo martes, pero se canceló su evacuación por no tener condiciones dignas, lo que deja en incertidumbre a sus residentes.

Robinson Villadiego, otro de los propietarios de estas edificaciones, señaló que la decisión judicial los deja con una tranquilidad momentánea porque no saben qué esperar cuando se retome la audiencia y es incierto lo que se avecina “estamos en una aparente tranquilidad porque gracias a La Fiscalía aplazar hasta el martes. Nos llena de un poquito de tranquilidad, pero también nos deja un poco de preocupación por los estudios”

Otros afectados, como es el caso de Yudy Paredes, manifestó que ella y sus vecinos se sienten satisfechos con esta decisión, “la juez fue consecuente con el hecho que era demasiado prematuro y hasta atrevido el desalojo de las víctimas de los 16 edificios. En ese orden de ideas, decidió suspender esta medida de evacuación hasta tanto la Alcaldía no emitiera de manera razonable unas garantías para estos compradores” señaló la residente de uno de estos edificios.

Sin embargo crece la desconfianza por el estudio realizado por la Universidad de Cartagena a 16 edificios de la ciudad. Para Jorge Rocha, ingeniero estructuralista, el informe tiene debilidades porque fue subcontratado, tiene evidencias que no fue ejecutado con las herramientas adecuadas y fue elaborado por personal sin la experiencia suficiente.