Las ciénagas en Sucre registran niveles bajos afectando a centenares de familias de pescadores

El Gobernador de Sucre Edgar Martínez Romero adoptó la situación de calamidad pública ante los daños ocasionados por el Fenómeno del Niño y como medida para atender a corto plazo los eventos y emergencia que se presenten en el departamento. Previo a esta declaratoria, los municipios de Sincelejo, Sampués, Sucre, Toluviejo, Colosó Galeras, Ovejas y Sincé también habían declarado la emergencia después que solicitaron el apoyo de la Gobernación ante la imposibilidad de atender las consecuencias con sus recursos. El Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres consideró necesaria la declaratoria de calamidad pública a fin de tomar medidas urgentes que busquen evitar las consecuencias sobre los bienes jurídicos de integridad personal, subsistencia digna, salud, vivienda, la familia y los bienes patrimoniales de gran parte de la población. La afectación que se registra en el sector agropecuario ha producido miles de hectáreas de cultivos perdidos; ganado con enfermedades y animales muertos; carencia de pasto, desabastecimiento y racionamiento de agua potable para el consumo humano; e incomunicación por vías fluviales y terrestres, mientras que el sector apícola registra pérdidas por muerte y fuga de abejas y bajas floración. Para mitigar la situación se elaboró un plan de acción que tiene varias líneas de asistencia. Una de ellas tiene que ver con la contratación de carros cisterna y tanques para el suministro de agua a las comunidades; habilitación de vías, gestión de asistencia alimentaria, adecuación de pozos profundos y la construcción de reservorios.