Foto: Cortesía Dadis.

Martha Rodríguez Otálora, directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) incautó 100 kilos de carne que eran transportados en un vehículo que no cumplía con las condiciones de traslado y procedió luego a la destrucción de la misma. “Estos operativos los venimos adelantando e intensificando en compañía de la Policía. De esta manera queremos enviarle un mensaje a los transportadores de alimentos para que adopten todas las medidas sanitarias”, afirmó. Según la autoridad sanitaria de Cartagena, el decomiso se dio luego que la Policía del CAI de San Francisco y la Policía Ambiental la pusieran a disposición de la entidad al constatar que esta era transportada en la parte posterior de una camioneta tirada directamente sobre el piso de la unidad de carga y sin garantizar la cadena de frio. “Además el transportador no contaba con una Guía de que demuestre la procedencia de una Planta de Beneficio autorizada por el INVIMA y el vehículo tampoco contaba con Acta de Inspección Sanitaria para el transporte de este producto”, Gustavo Orozco Lorduy, líder del Programa de Inspección, Vigilancia y Control de Medicamentos y Alimentos del Dadis. La carne fue trasladada hasta el Relleno Sanitario donde fue triturada con una catapila, luego fue mezclada con residuos sólidos ordinarios y finalmente enterrada. Posteriormente, la Policía Nacional impuso una multa al conductor por transportar la carne sin las condiciones sanitarias requeridas; mientras que el Dadis informó que  iniciará un proceso sancionatorio contra el propietario del vehículo y con el dueño del producto, con multas que puede llegar hasta por la suma equivalente a 10.000 salarios mínimos legales diarios vigentes.