La Defensora del Pueblo en Bolívar, Irina Junieles, expresó sus condolencias por el fallecimiento de la menor Lina Jiménez Obeso, quien venía enfrentando una dura batalla contra el cáncer de mama, la cual, lamentablemente perdió el pasado fin de semana. La representante del Ministerio Público, dijo a RCN Radio que el caso de la joven el organismo venía haciendo acompañamiento y que para lo cual, interpuso una acción de tutela para que la EPS donde se encontraba afiliada, Comfamiliar, con la que se buscaba que la entidad garantizara continunidad en el tratamiento médico de Jiménez Obeso. "La Defensoría del Pueblo había presentado una acción de tutela el día 15 de julio en favor de Lina. El objetivo de la tutela era lograr que hubiese un traslado hacia una clínica en donde pudieran atender su enfermedad con las características de la atención para adultos y adicionalmente, poder asegurar que no se presentaran barreras en la atención de acuerdo con lo que ya habías conocido que se estaba presentando a partir de un informe que nos habían presentado la Casa de El Niño", expresó. Así mismo, Junieles, quien indicó que ya notificó al Juez que llevaba el proceso de la tutela sobre el deceso de la joven que recién había cumplido los 18 años, manifestó que este tipo de situaciones derivadas por las "barreras en la atención" y que no llevaron a una oportuna reacción por parte de la EPS Comfamiliar, no se pueden volver a presentar. "Esta situación tiene que servir como, nuevamente, una alarma a las autoridades de salud del departamento y del distrito en torno a la atención de enfermos de cáncer y de manera especial, a las EPS del departamento y de la ciudad, a quienes es fundamental obligarles a tener toda la contratación que se requiere para la atención de los pacientes, en conformidad con lo que plantea la Ley", apuntó. EPS se pronuncia Por su parte, la EPS Comfamiliar emitió un comunicado en el que aclaró el incidente ocurrido con la joven en que señaló que la Casa de El Niño generó la “remisión a Unidad Oncológica de adultos por el comportamiento tumoral y porque la paciente cumple la mayoría de edad (fecha de nacimiento 22 de junio de 1998)” de la paciente, a pesar de su grave estado de salud.

“Haber cumplido la mayoría de edad no es razón para interrumpir el tratamiento médico y la atención integral que recibía nuestra afiliada, no hay ningún trámite que pueda parar la atención de un paciente oncológico terminal y la IPS que lo atiende debe salvaguardar la vida digna de la paciente cuyo pronóstico era bastante grave, más aún cuando Comfamiliar ha hecho pagos anticipados por 200 millones de pesos mensuales a dicha institución, para atender a su población con cáncer”, expuso la entidad.

En la misiva también expresa que Jiménez, siendo menor de edad, “le fue extirpado un tumor aparentemente benigno, pero cuya patología arrojó muestras de células cancerígenas y mientras se le realizaba el tratamiento para diagnosticar el alcance de la enfermedad el cáncer hizo metástasis”

Explica que atendiendo el protocolo de un “tumor de muy rara presentación en la adolescencia”, tal como lo consigna el informe de Auditoría interna de la Casa del Niño, Comfamiliar tramitó el ingreso de la paciente a la Unidad Hemato Oncológica de esta IPS "para tratamiento paliativo, donde cumplió su mayoría de edad, momento en el que se le solicitó a la EPS su remisión a una Unidad Oncológica de adultos, el cual no fue posible dado que la única Institución Prestadora de Salud habilitada para hospitalización es el Hospital Universitario del Caribe, que en este momento no contaba con las condiciones para atender a la paciente".

Por último, informó que representantes de la EPS se trasladaron hasta el municipio de Arenal, donde se realizó el sepelio de la paciente fallecida para concertar una consejería familiar en la cual se solicitará un estudio médico diagnóstico a profundidad para todas las mujeres de la familia de Lina, con el fin de detectar tempranamente casos similares a su patología.