Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Defensoría del Pueblo interpuso tutelas contra la Alcaldía de San Jacinto y Turbaco

La Defensoría del Pueblo interpuso acción de tutela contra la Alcaldía de San Jacinto y Turbaco, por no atender las recomendaciones expuestas por el organismo de control en torno a la deficiencia estructural que registran dos establecimientos educativos.



Irina Junieles, Defensora del Pueblo en Bolívar, informó a RCN La Radio que desde hace más de un año había solicitado a la Alcaldía de San Jacinto poner en marcha acciones frente a la situación que presenta un colegio perteneciente al corregimiento de San Cristóbal, en donde más de 120 estudiantes vienen recibiendo clases a la intemperie y bajo el riesgo de colapso de la edificación.

"Los niños estaban yendo a la escuela en un lugar que básicamente en cualquier momento se podía venir abajo y fue el motivo por el cual tuvimos que presentar una acción de tutela contra la Alcaldía de San Jacinto", expresó.

La tutela fue fallada por el Juzgado Quinto Administrativo del Circuito de Cartagena, que ordena a la Alcaldía Municipal que en un plazo no mayor a tres meses desarrollen las que requiere el colegio. que ordena a la Administración municipal que en tres meses se desarrollen todas las acciones necesarias, para efecto de poder brindar un lugar en donde los estudiantes afectados puedan recibir la educación que requieren.

"Mientras eso ocurre y dadas las situaciones que se encuentra en estos momentos esa infraestructura educativa, lo que ordena el Juez es que se les reubique en un lugar en donde no ocurra peligro su vida", agregó.

Con respecto a Turbaco, manifestó que el ente del Ministerio Público encontró una situación preocupante en la  Instituto Docente de Turbaco, en donde 2.000 estudiantes están padeciendo por circunstancias similares a las del colegio del corregimiento de San Cristóbal, a pesar que el centro educativo está siendo objeto de un plan de mejoras en donde se destinaron recursos por $1.400 millones.

"Esa Institución había sido objeto de un convenio en el cual se habían invertido unos recursos. Sin embargo en la visita que hizo la Defensoría se desprende que esa inversión hasta el momento no puede apreciarse de forma suficiente, sino que por el contrario, lo que encontramos es que los cielos rasos están a punto de caerse y hay varias zonas del colegio se encuentran húmedas porque los colegios están en mal estado y adicionalmente, los estudiantes han expuesto que los pedazos de tejas y techos caen al interior del salón de clases, pudiendo causar perjuicios también", explicó.

En este caso,  el Juzgado Segundo Promiscuo del Circuito de Turbaco emitió una orden en la que da 30 días para que la Administración Municipal termine las obras que están en ejecución para que la infraestructura sea adecuada, al tiempo que pide que se desarrollen todas las resarciones para que los estudiantes puedan ir a clases y no corran ningún riesgo.