Las autoridades militares denuncian que delincuentes están llamando a sus víctimas y le hacen creer que son un familiar que acaba de ser capturado. Según se indicó, una persona afanada llama al teléfono se dirige a la persona como si fuera el primo o tío, le dice que lo ayude urgente que le va a pasar a las autoridades. Después se comunica una persona que dice ser del Ejército solicitando un dinero para dejar al supuesto familiar libre. El comandante del Gaula Caribe, Óscar Iván Caballero, explicó que esto no es una modalidad de extorsión sino de estafa que da entre 3 a 6 años de cárcel. Por lo anterior hizo un llamado a la comunidad para que no se deje engañar y verifique si algún familiar efectivamente está en riesgo llamando al 147.