Cortesía de veeduría ciudadana conformada para la obra.

Veedores de la obra que ejecuta la concesionaria Ruta del Sol II en Santa Marta, que busca pavimentar la vía entre Mamatoco y Minca, denunciaron ante los micrófonos de RCN La Radio que por la no implementación de un plan de manejo ambiental, los contratistas lanzaron asfalto a los afluentes que pasan por la zona y que abastecen el acueducto de algunos sectores de la ciudad, lo que ha generado contaminación en las quebradas Tigrera y Tamatá. Francisco Correa, presidente de la veeduría conformada para esta obra, asegura no ha habido vigilancia para el manejo ambiental de esta, pues habla de que no solo hubo daño ambiental, sino también violación a la ley. "Hubo violaciones al nuevo código penal a delitos ambientales. La contaminación de fuentes hídricas de aguas para el manejo de la población", aseguró Correa. Gonzalo Tovar, miembro de la comunidad de Minca, alerta que hubo una tala ilegal de árboles también. Pues el contratista se comprometió a solo retirar 617 y según un conteo que estos hicieron, encontraron que unos 300 árboles fueron retirados sin autorización de la autoridad ambiental. "Hicieron un desastre ecológico. Todo eso está evidenciado en fotos. Ellos dicen que van a restituir el daño, pero no vemos cómo", señaló Tovar. Pero el dolor de cabeza no concluye ahí. Tovar asegura que  la obra no ha sido bien ejecutada y que el pavimento se ha ido desmoronando, por lo que ha caído a las quebradas del sector. En consecuencia, la comunidad del corregimiento de Tigrera se está quejando porque hace tres días no han podido tomar agua de la quebrada de Tamacá por la contaminación. Por el hecho, ya ingenieros de la Corporación Autonóma Regional del Magdalena, Corpamag, se trasladaron a la zona a hacer una verificación del daño. Sin embargo, aún no han dado un comunicado oficial por la situación. Entre tanto, Francisco comenta que espera prontas acciones en la zona, pues el agua por estos días escasea en la zona por cuenta de El Niño y el perderle por contaminación es un lujo que no se pueden dar, pues la sed apremia. En un video publicado hace dos semanas en redes sociales, la comunidad buscó visibilizar el no cumplimiento de la normatividad ambiental que estaba haciendo la empresa encargada de la obra de pavimentación que cuesta unos $16 mil millones de pesos. https://www.youtube.com/watch?v=VJECxYC1efo En este puede observarse el asfalto que fue arrojado al agua y la debilidad del pavimento, lo que según la veeduría, pone en manifiesto que aún estas no pueden darse por terminadas, pese a que el compromiso del gobierno nacional era que estuviera lista la vía para el mes de diciembre.