La cárcel Ternera de Cartagena tiene capacidad para albergar mil 464 internos, sin embargo, en este momento hay en ese penal 2 mil 716.

De acuerdo a César Fuentes, dragoneante del Inpec, el hacinamiento presentado genera diversos problemas:

“Esto nos acarrea problemas de índole sanitario, logístico, la infraestrutura está en estado de ruina, no hay un pronunciamiento del orden nacional o local”, comentó.

Al problema de hacinamiento se suma el hecho que el penal no cuenta con los vehículos suficientes para trasladar a los internos a las diferentes diligencias judiciales o valoraciones médicas. De acuedo a guardias del Inpec los vehículos cuentan con afectaciones en la carrocería y no cuentan con las revisiones técnico – mecánicas:

“Estamos pasando por problemas como lo es la falta de transporte para cumplir con nuestra misión institucional para hacer comparecer a los sindicados a la justicia, llevarlos a diferentes despachos judiciales o IPS para que sean atendidos por médicos”.

Agregó que la falta de transporte y los problemas que esta situación genera se puso en evidencia el sábado anterior cuando una mujer fue asesinada por un interno en el momento en que cumplía con su visita conyugal:

“El pasado sábado se presentó una emergencia donde una visitante fue agredida por su conyuge y pues fue difícil trasladarla hasta un centro médico porque no teníamos vehículos en ese instante…”