Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Médicos en hospital.
Imagen de referencia.
Ingimage

El joven, Jhon David Estrada Martínez, de 29 años, es la nueva víctima fatal de la COVID-19 en Cartagena. Según el reporte de las autoridades, no tenía ninguna enfermedad preexistente.

El padre del joven, William Ortega, afirmó que la muerte de su hijo es consecuencia de una mala atención que recibió de parte de la EPS a la cual se encontraba afiliado el joven.

Lea también: Alcaldía de Cartagena establece "días para no pendejear" como medida para enfrentar COVID-19

Relata que Jhon comenzó a manifestar síntomas de coronavirus, pero fue el 23 de abril cuando le practicaron la prueba. Sin embargo, a pesar de los quebrantos de salud, lo mandaron a la casa, donde su salud de complicó, en especial entre el domingo 26 y el lunes 27 de abril.

Él estaba afiliado a la EPS Salud Total. Cuando empezó a sentirse mal, fue a una cita general, manifestó los síntomas que tenía y le hicieron el examen generales, pero solo al día siguiente le hicieron la prueba de la COVID-19”, manifestó el padre del joven.

Agregó que “le dijeron que debía esperar tres días hábiles. Esperábamos la prueba el lunes 17 de abril”.

Según el familiar, el estado de salud del joven empezó a empeorar y se comunicaron con la EPS, pero no obtuvieron respuesta.

Me dijeron que no tenía ambulancia para trasladarlo. Pero empecé a gestionar y desde las 9 a.m. que dijeron llegarían, solo hasta las 2 a.m. lo hicieron. Cuando llegaron a la clínica dicen que no recibían casos de la COVID-19 y me lo devolvieron para la casa”, relató William Ortega.

Lea también: ​​​​​​​Empresas de construcción y manufactura de Cartagena, a la espera de la reactivación económica

Asegura que la situación fue empeorando al pasar las horas.“Cuando llegó a la casa fue peor. Él llegó vuelto nada, no hablaba, no escuchaba, no comía, decía incoherencias. Ante este panorama, llamé a las hermanas y les pedí ayuda, y consiguieron una ambulancia”.

Señala que “como a las 3 p.m. se lo llevaron y camino a la entidad le dio un primer paro. Estando en la clínica, sobre las 5 p.m. le dio un segundo paro y falleció".

Ortega, en medio de su dolor, pide que se investigue lo ocurrido con su hijo, debido a que asegura que si se le hubiesen brindado la atención que requería, hoy la realidad fuera muy distinta, tanto para él como para el resto de la familia.

Esto fue negligencia médica. Aquí la gente no se está muriendo de coronavirus, sino de negligencia médica y deben ponerle más atención a estas cosas, son vidas que se pierden injustamente”, expresó el padre del joven.

Con este caso, ya son varias las denuncias relacionadas con negligencia médica que salpican a la EPS Salud Total y que se relacionan a casos de pacientes con el coronavirus.

Una de esas denuncias y por la cual se le apertura una investigación, por parte del departamento de Salud, obedece a la atención que se brindó al taxista Arnold Ricardo, que se convirtió en la primera víctima del virus en esta ciudad.

En el departamento de Bolívar se han confirmado 257 casos de este virus y 21 personas han muerto en la ciudad de Cartagena.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.