El recorrido de la llama Bolivariana  inició en la Plaza de la Paz donde el deportista Juan José Martínez, campeón nacional sub-20 en los 200 metros, recibió el primer relevo de la antorcha, para que posteriormente la atleta Luisa Pérez encendiera el pebetero que contiene la llama de los Juegos Bolivarianos, en el paseo Bolívar, centro de Barranquilla. Enrique Vengoechea, director de Indeportes Atlántico, destacó la importancia de estas justas para el caribe colombiano. "Realmente muy complacido con este acto con el que le damos inicio al ciclo olímpico. Estamos ante un momento histórico en la Región Caribe en materia deportiva, recordemos que el próximo año tendremos los juegos Centroamericanos y del Caribe y se consolida en el 2019 con los juegos nacionales en Cartagena", indicó Vengoechea. El boxeo es una de las delegaciones que llega en su mejor momento a los Juegos Bolivarianos. Yuberjen Martínez, pugilista que conquistó la medalla de plata en Rio de Janeiro 2016, asegura que el equipo está fuerte para conseguir el mayor número de medallas posible. "Supremamente contento porque estamos en un buen momento como hace tiempo no vivía el boxeo y agradecido con Dios por la oportunidad de ser en este caso el deportista abanderado.  Estamos en óptimas condiciones, estamos fuertes estamos contentos de representar a Colombia y ahora más que estamos en caso y queremos dejar la bandera del país en alto", aseguró Martínez. La llama bolivariana partirá en horas de la tarde al municipio de Ciénaga, Magdalena, acercándose a su destino final, Santa Marta, para el inicio de las justas deportivas el próximo 11 de noviembre.