Durante un mes permanecerá cerrado al público el Parque Tayrona, tal como había sido anunciado desde el año anterior para proteger el ecosistema del entorno natural mediante la realización de labores de limpieza y acciones de monitoreo.

La iniciativa de Parques Nacionales también es para permitir que las comunidades indígenas arraigadas en la Sierra Nevada de Santa Marta realicen sus pagamentos a la madre naturaleza dentro de sus rituales espirituales.

Según Luz Elvira Angarita, directora Regional de Parques Nacionales Naturales de Colombia, "este es el segundo cierre que se realiza y hace parte de los acuerdos a los cuales hemos llegado con los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada".

"Vimos en el cierre anterior que hubo elementos que nos indican que la biodiversidad tuvo un descanso ya que no hubo turistas, por ejemplo pudimos observar fauna que normalmente no transita por los senderos cuando hay visitantes, igualmente está el tema del estrés hídrico de las quebradas ya que febrero es un mes seco y ahí vamos a tener un descanso", agregó.

En cuanto al reclamo de algunos sectores que dependen económicamente de la actividad turística en el Parque que se oponen a la medida, la funcionaria aseguró que todo fue previamente coordinado.

"Desde principios de 2016 se estuvo haciendo todo el sondeo con el gremio hotelero, con la alcaldía, con el Fondo de promoción turística de Santa Marta y todo el mundo coincidió en que el mes de febrero es el mejor período para el cierre del parque ya que tiene baja afluencia de turistas", puntualizó.