Cargando contenido

Los recientes desplazamientos masivos se han registrado en Puerto Libertador y San José de Uré, ubicados en el sur de Córdoba.

El desplazamiento en los últimos días se ha incrementado en el sur de Córdoba
Imagen de referencia de familias desplazadas en el sur de Córdoba.
Foto/archivo

Nueve desplazamientos masivos forzosos se han presentado en lo que va corrido del año en el sur de Córdoba y se han incrementado en los últimos días acompañados por asesinatos y amenazas, por cuenta de la guerra entre las bandas criminales.

Lea aquíMultan a vendedor de butifarra por portar cuchillo de cocina

Hay muchos desplazamientos, yo no puedo ir por allá ni ahora ni nunca”, dice Yurjani López, a quien hace dos semanas le mataron a un hijo y un hermano en la vereda Pueblo Guapo, municipio de San José de Uré.

A juicio de Arnobis Zapata, coordinador de las reservas campesinas, la fuerza pública no está garantizando la seguridad de la población civil, que sigue siendo víctima de la guerra a sangre y fuego entre Los Caparros y el Clan del Golfo, que acude al desplazamiento como forma de autoprotección.

Por su parte, José David Ortega, miembro de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, dice que los campesinos e indígenas están acorralados y deciden salir de sus territorios y dejar todo abandonado para no morir.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) alertó por el desplazamiento forzado de 225 personas (65 familias) pertenecientes a comunidades indígenas y campesinas de diferentes veredas ubicadas en zona rural del municipio de San José de Uré.

Por su parte, la gobernadora de Córdoba, Sandra Devia Ruiz, reconoce el problema y alerta además por la presencia de carteles mexicanos en el sur del departamento desde hace dos años, mientras que el coronel Jairo Baquero, comandante de la Policía de Córdoba, atribuye la guerra entre los grupos ilegales a la disputa por las rentas que deja el narcotráfico.

Le puede interesarSOS al Gobierno por situación de desplazamiento en Córdoba

Al respecto, el brigadier general, Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército, anunció la llegada de un batallón de operaciones terrestres conformado por 700 uniformados con puesto de mando en el municipio de Puerto Libertador, para hacer frente a los ataques de los grupos ilegales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido