Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En este cuerpo de agua hay alerta por posible contaminación.
Ciénaga de Ayaple en Córdoba.
Cortesía/CVS

Monseñor Farly Yovany Gil Betancur, obispo de Montelíbano (Córdoba), rechazó la destrucción de varias imágenes religiosas durante el pasado puente festivo en el municipio de Ayapel por parte de desconocidos. Frente a este acto indicó que afecta la sensibilidad de quienes profesan la fe católica.

El jerarca expresó que este hecho es una provocación religiosa a la feligresía católica de las parroquias de Ayapel y de toda la Diócesis de Montelíbano porque crea confusión, miedo e inseguridad social y pidió a las autoridades esclarecimiento de los hechos.

Le puede servir: Roger Martínez no se presentó a la prueba de paternidad

Las imágenes religiosas destruidas estaban ubicadas en la institución educativa La Inmaculada, en la Iglesia San Jerónimo y en el mirador turístico.

Monseñor Gil solicitó a la comunidad orar y a las autoridades competentes investigar el caso de intolerancia religiosa, al tiempo que invitó a los autores del hecho a una auténtica conversión.

El pasado puente festivo fueron destruidas varias imágenes religiosas que estaban ubicadas en la institución educativa La Inmaculada, en la Iglesia San Jerónimo y en el mirador turístico.

Al respecto José David Meléndez, secretario de Gobierno, rechazó de manera vehemente los ataques contra las imágenes religiosas en el municipio, por parte de desconocidos, y pidió a la comunidad colaboración en el suministro de información  que permita ubicar a los responsables.

Lea también: Coronavirus: INS no ha detectado la variante Delta en Colombia

Rechazamos vehemente estos actos vandálicos ocurridos en la madrugada. Así mismo, instamos a las autoridades policiales y judiciales a hacer su labor de encontrar los causantes de estos daños. La intolerancia no tiene cabida en nuestro acuario de amor y amistad”, sostuvo la Alcaldía mediante un comunicado.

El pasado fin semana se registraron varias fiestas en el perímetro urbano del municipio, con presencia de muchos visitantes, y no se descarta que se hayan camuflado sectas satánicas para atacar las imágenes religiosas que terminaron destruidas y sin cabezas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.