En el centro histórico de Cartagena fueron detectadas obras de remodelación en una casona colonial ubicada en el Callejón Ancho del barrio Getsemaní. De acuerdo al Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, IPCC, en el lugar se adelantaban trabajos de remodelación que cambiaban la estructura original de este bien, el cual es considerado patrimonio histórico por su arquitectura colonial. La obra fue sellada por parte de la inspección de policía mientras se revisan la documentación del proyecto, debido a que tiene todos los permisos pero no hay coherencia entre el plano presentado a las autoridades con el que se ejecuta en esa casa colonial. Según el reporte de las autoridades, la obra causaba afectaciones a los inmuebles cercanos por cuenta del ruido que se generaba en ese lugar. El IPCC verificó que los trabajos se adelantaban en dos viviendas de ese sector.