Unas 50 eps de la región caribe, en especial de Cartagena, tienen alguna deuda con la clínica. Aproximadamente cinco mil mujeres son atendidas en este centro hospitalario.


Pese a que el año anterior la Superintendencia de Salud instó a algunas eps de la región a pagar sus deudas, la Clínica de Maternidad Rafael Calvo de Cartagena sigue con dificultades por la alta cartera morosa. El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, manifestó que la atención está en riesgo y que le pedirá al propio ministerio de salud las sanciones correspondientes para garantizar la funcionalidad del centro asistencial.


"La (Clínica) maternidad está en una situación de alerta por él no pago de las Eps y su funcionamiento se ve en riesgo, por lo tanto vamos a revisar lo qué está pasando. Hago un llamado para que no solo le cumplan y le paguen a la entidad por los servicios prestados de una manera seria porque de no ser así lo vamos a ventilar ante la Superintendencia de Salud y ante el ministerio de salud" indicó Dumek Turbay.


Contra las eps que más adeudan, como es el caso de Ambuq, el mandatario anunció acciones jurídicas que permitan recuperar los recursos. Para el gobernante la situación es grave dado que la cartera morosa es de 37 mil millones de pesos, "la atención está garantizada, pero no entendemos porque hay unas Eps que cumplen y otras que no, ¿Por qué unas si lo pueden hacer y otras no?"


Tras un informe de la gerencia de la Clínica de Maternidad sobre las deudas, Turbay Paz anunció que pedirá respaldo a La Fiscalía para que investigue el destino de los recursos, "para que nos ayude a la averiguación del destino de los recursos. Pero los recursos de los bolívares se respetan porque son sagrados, quién no esté pagando busquemos que lo sancionen"


El próximo 30 de enero, en una reunión con la SuperSalud y el Ministerio de Salud, se tomarían las medidas para que las Eps paguen los servicios ya prestados. En dos meses se reevaluará si mejoró su condición financiera.