Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Resaltaron que son personas de paz que siempre han querido solucionar sin enfrentamientos
Los clanes Uraliyú y Jirnuú se declaran dueños legítimos del territorio.
Cortesía de la comunidad

Hace algunos días volvió a quedar de relieve una situación que se presenta en la comunidad Topia del corregimiento de Puerto López, en la Alta Guajira, donde algunas familias indígenas de los clanes Jirnuú y los Uraliyú mantienen una disputa por el territorio en el que se construye un parque eólico, por parte de la empresa Enel.

Miembros del clan Uraliyú explicaron que estos altercados provienen de décadas anteriores y que realmente no estarían relacionados con el proyecto energético. 

Lea además: Atentado contra oleoducto en Santander fue retaliación de grupos armados: FF.MM

Contaron que la disputa por el terreno se viene presentando antes de la llegada de la multinacional, por la negativa de las familias Jirnuú, a quienes catalogan como invasores, a desalojar este territorio.

Mientras tanto, el clan Uraliyú, se declara dueño legítimo reiterando que cuentan con todo el soporte legal para demostrarlo.

Eduardo García, putchipu (palabrero) y vocero wayúu representativo de esta zona y quien hace parte del clan Uraliyú, se pronunció en nombre de su familia asegurando que son personas de paz que siempre han querido solucionar este conflicto sin enfrentamientos.

“A pesar de que han invadido nuestras tierras hemos intentado dialogar con ellos, pero siempre abandonan la mesa y se niegan a concertar y, por el contrario, han emprendido acciones violentas en contra de nuestra familia, frente a las cuales nos hemos visto obligados a responder”, anotó García.

Es de mencionar que por parte de los Jirnuú también se han pronunciado, manifestando que han venido solicitando la intervención del Gobierno Nacional.

Lea también: Regulación de armas traumáticas: los pros y contras del decreto que tiene listo el Gobierno

Indicaron que la multinacional sólo se limitó a concertar con una parte de la población, excluyendo a los demás pobladores, quienes también afirman ser dueños del territorio, lo que hoy ha desatado la rivalidad entre ambos clanes, que ya ha dejado personas fallecidas y otras heridas.

Cabe resaltar que frente a estos hechos la compañía Enel Green Power emitió un comunicado señalando que durante el trabajo que se ha hecho siempre han tenido en cuenta a las autoridades ancestrales, tradicionales y a las familias asentadas en el área de influencia.

“Desde el año 2008, Enel Green Power viene trabajando en La Guajira, respetando la interculturalidad de los territorios donde opera, conformando equipos de trabajo que cuentan con personal especializado Wayuu, asegurando así un entendimiento de primera mano de los territorios étnicos donde se trabaja”, expone el comunicado.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.