Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

DPS entregó mejoras a 150 familias de Juan de Acosta

Tatyana Orozco, directora del DPS, junto a una de las familias beneficiarias del programa '50 mil mejores casas'

La inversión es cercana a los $2.100 millones de pesos. 

A 150 familias de Juan de Acosta, Atlántico, el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) les mejoró sus casas.

A Carmen González, una de las beneficiadas, no le da pena mostrar la cocina de ladrillo y tablones de madera en la que preparó sus alimentos por cerca de 19 años, para luego abrir la puerta de un cuarto pintado de blanco, con lavaplatos de los que veía por televisión, y un mesón enchapado que brilla.

"Estoy muy contenta porque antes todo era horrible, pero ya mi casa está mejor", asegura.

Ella recibió en la tarde de hoy la visita de Tatyana Orozco, directora del DPS, quien recorrió su renovada vivienda.

Orozco señaló durante su recorrido que la ayuda de mejora de condiciones de habilitabilidad será extendida a otras 120 casas del municipio, para lo que serán invertidos $2.100 millones de pesos.

La directora del DPS destacó que las inversiones consistieron en mejoras en cocina y baños, especialmente. Aseguró que otros 14 municipios del departamento del Atlántico serán beneficiados con estas inversiones.

Esta estrategia de mejora de vivienda hace parte del programa '50 mil mejores casas' del DPS que busca impactar a 50 mil familias del país entre 2015 y 2017. Para esto, el Gobierno está invirtiendo $275 mil millones de pesos en zonas urbanas y rurales de 247 municipios de todo el país.

Orozco señaló que Juan de Acosta se verá beneficiado además con la inversión de $14 mil millones de pesos para la segunda etapa del plan maestro de alcantarillado y de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Además también será construido un polideportivo en el corregimiento San José de Saco por $3.000 millones de pesos, obras que ya están en licitación.

Estas intervenciones buscan beneficiar principalmente a personas que viven en condiciones de pobreza extrema, a madres comunitarias y a víctimas del conflicto armado colombiano.