El mandatario de Bolívar reconoció que la actuación de la Universidad fue un blindaje jurídico. Como medida preventiva por la liquidación del Hospital Universitario del Caribe, la Universidad de Cartagena decidió reclamar la edificación donde funciona el centro asistencial, una situación que provocó un cruce de declaraciones entre el rector de la institución y el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, quienes hoy llegaron a un acuerdo para ese lugar siempre preste servicios de salud. “El inmueble siempre al servicio de la atención en salud bajo la empresa que esté operando. Si hoy es el Hospital Universitario y mañana cambia a otra empresa igual el inmueble estará para su funcionamiento para su apoyo en la atención de salud. Esta angustia que había ha quedado totalmente aclarada” explicó el mandatario de Bolívar Edgar Parra Chacón, rector de la universidad, dio un parte de tranquilidad a la comunidad educativa que hace prácticas ahí “cualquiera sea la decisión la decisión que tome frente a la intervención sea que continúe o sea que se liquide, el Hospital Universitario no se cierra y seguirá prestando servicios de salud y los procesos de medicina y especializaciones continuarán” El rector explicó que se trata de una medida preventiva, “para evitar el riesgo de que la Superintendencia de salud, si toma la decisión de liquidar la E.S.E, de pronto ese inmueble pase a formar parte de la masa liquidatoria y la Universidad pierda el inmueble. Es un blindaje” En caso de que la Superintendencia de Salud, que interviene el centro asistencial, decida liquidar la empresa. El gobernador Turbay Paz garantizó que otra entidad ocupará las instalaciones para continuar con el servicio. El 28 de noviembre de 2017 se cumplirá el año de intervención al Hospital Universitario y ese día se conocerán los detalles del proceso, en ese mismo momento también se determinaría que tanto ha mejorado la calidad del servicio.