Foto: cortesía Aviario Nacional de Colombia.

En un verdadero santuario para la fauna y flora, se ha convertido el Aviario Nacional de Colombia, ubicado en la isla de Barú de Cartagena. Este mágico lugar, que abarca una extensión de 7 hectáreas, es el hábitat de 190 especies de aves nativas y 20 exóticas, y que en su primer año de funcionamiento ha sido visitado por más de 35.000 personas. Así lo destacó la gerente de Aviario Nacional de Colombia, Alba Lucía Gómez, quien aseguró en diálogo con RCN Radio que este proyecto que más allá de apuntarle a la diversificación de la oferta turística de la ciudad, busca concientizar a las personas sobre la importancia del cuidado del medio ambiente, como también que los colombianos valoren la riqueza natural del país. "Se ha convertido el aviario en un orgullo para los cartageneros y por supuesto para los colombianos que cada vez queremos mostrar, a través de estas experiencias de naturaleza, una mejor cara del país, podemos mostrar esa Colombia que es naturaleza, esa Colombia mágica, que tiene la mejor y mayor diversidad de avifauna en el mundo", expresó. [gallery ids="312712,312713,312714,312715,312716"] Niños, jóvenes, adultos y por supuestos extranjeros que se encuentran de visita en la ciudad, han sigo testigos del espectáculo que ofrece el Aviario Nacional de Colombia, donde los ciudadanos pueden interactuar con las especies que allí habitan entre las que se encuentran el Pavo Real, el Chavarrí, el Ibis Escarlata, los Flamencos, el Pato Real, el Pisingo, la Garza Rayada y la Espátula Rosada. "Me parece un sitio maravilloso, me parece muy bueno que en Colombia exista un lugar de esta magnitud donde no sólo le pueda aportar a la parte del turismo, sino también que también le aporte a la comunidad educando a través de la naturaleza. Es un sitio increíble", manifestó una visitante. Para la gerente del Aviario Nacional, el proyecto que alberga más de 2000 ejemplares y que nació como lugar para el avistamiento de aves, le apunta a convertirse en un referente en el país en materia de educación ambiental, por lo que se están adelantando gestiones con el Ministerio de Educación Nacional para impulsar una mayor afluencia de estudiantes a las instalaciones y que se convierta en una "experiencia vivencial" que repercuta en una mayor apropiación en torno al cuidado del medio ambiente. "Queremos que muchos niños, a través del Aviario puedan conocer y aprender sobre nuestras aves. Hemos tratados en tener unas infografías y fotografías en lo que tiene que ver con las fichas técnicas que le permitan a los visitantes, pero sobre todo a estos jóvenes aprender sobre nuestra diodiversidad y por eso el componente educacional es fundamental", dijo Gómez. Este paraíso de aves, al cual se puede llegar por vía terrestre como por agua, está celebrando su primer aniversario y para incentivar a propios y visitantes, ha establecido que todos los jueves y sábados de febrero por una entrada cancelada podrán ingresar dos personas.