Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El buque  arribó a San Antero.
El buque de la National Geographic volvió a Córdoba con muchos turistas.
Foto/Gobernación

Arribó a la bahía de Cispatá, municipio de San Antero, el buque de bandera estadounidense National Geographic Quest, con  100 tripulantes y 45 turistas, quienes disfrutan de la variedad gastronómica y la riqueza natural y cultural en Córdoba.

Los turistas disfrutaron en el municipio de Tuchín de las artesanías que comunidades de la etnia Zenú fabrican en caña flecha, mientras que en Lorica recorrieron sus baluartes arquitectónicos, entre ellos la Catedral Santa Cruz, el Malecón del Río y el mercado público a orillas del río Sinú, donde también hubo muestras culturales y gastronómicas.

Lea aquí: Ciclón Costa Caribe: La Guajira y Cartagena en alerta por inundaciones

El crucero de la naviera Lindblad estará hasta del 2 al 6 de noviembre, fecha en las que sus tripulantes y turistas podrán visitar sitios insignes en los municipios de San Antero, Lorica y Tuchín y la reserva Sanguare en el Golfo de Morrosquillo; para regresar entre el 16 y 20 del mismo mes.

Es la segunda visita del buque National Geographic Quest a territorio cordobés al recordar que en octubre del 2022 este barco estuvo en  el departamento con   turistas estadounidenses, británicos y brasileños, generando un impacto positivo en el posicionamiento de Córdoba como destino turístico.

Las rutas turísticas que disfrutaron los visitantes estuvieron enmarcadas con un enfoque diferencial y sostenible, en cultura, turismo comunitario y de naturaleza, donde participan las comunidades con inclusión social y mejoramiento de su calidad de vida, como fue la visita al pueblo indígena Zenú en el corregimiento El Porvenir, donde pudieron interactuar con los maestros artesanos que se dedican a la elaboración de productos en caña flecha.

Le puede servir: Revelan qué estructura del ELN tiene secuestrado al padre de Luís Díaz

Además, exploraron y disfrutaron de la rica y variada flora y fauna de la Bahía de Cispatá, una reserva natural por excelencia de la región y cuyo atractivo dejó embelesados a los turistas.

Para destacar que con esta visita por parte de turistas extranjeros se desarrolla un intercambio comercial para la región que sigue jalonando la industria y que dinamiza la economía local, porque los pequeños y medianos comerciantes se benefician con la afluencia de visitantes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.