Cargando contenido

Yahir Acuña, al centro, con los candidatos a la Alcaldía de Sincelejo Carlos Vergara y a la Gobernación Milene Jaraba.

El gran perdedor en las elecciones de este domingo en el departamento de Sucre, fue el ex congresista Yahir Acuña.

Acuña además de fallar en sus cálculos políticos, afronta líos por posibles delitos electorales, tras el decomiso de un poco más de 480 millones de pesos, previo a las elecciones regionales.


Acuña perdió la Gobernación de Sucre, donde tenía como candidata a su esposa Milene Jaraba, avalada por Opción Ciudadana.


La misma suerte corrió con la Alcaldía de Sincelejo, donde su carta, Carlos Vergara Montes, perdió frente a Jacobo Quessep, de la alianza entre el Partido Liberal y ASI.


En las cuentas de Yahir Acuña, según dijo horas antes de las elecciones del domingo, su movimiento obtendría el triunfo en unas 20 alcaldías, la Gobernación y la Alcaldía de Sincelejo.


Pero en la práctica solo logró cuatro alcaldías: Coveñas, Betulia, Chalán y Caimito. Está por definir la de Sucre, Sucre.


Acuña tampoco contaba con que la Policía le decomisara 482 millones de pesos, que transportaba entre Sincelejo y Corozal el viernes, previo a las elecciones.


El dinero está en un decomiso, en manos de las autoridades judiciales mientras el excongresista justifica el origen y destino del dinero.


El excongresista podría estar inmerso en delitos como enriquecimiento ilícito, lavado de activos o delitos contra el elector.