Como inconcebible y como una falta de respeto a los usuarios calificó el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, las deficiencias en el servicio de energía  causadas por las primeras lluvias en la capital atlanticense.



“Electricaribe tiene problemas de inversión en mantenimiento y eso se refleja en el deficiente servicio que presta, lo que en muchas ocasiones ha generado alteración de orden público”, dijo Verano De la Rosa.

Cuando llega la temporada de lluvia se deben tener limpias las porcelanas que funcionan como aisladores, si no están limpias se producen cortos y generan las fallas en el servicio eléctrico, ocasionando toda clase de incomodidades y perjuicios a la comunidad.

Dijo también que la mala calidad en el servicio de energía también afecta, de manera significativa, la productividad y competitividad de del Atlántico y toda la Región Caribe.