Cargando contenido



Electricaribe ha informado que algunos municipios de Bolívar llevan varios meses sin pagar las facturas por consumo del servicio de energía en entidades de salud.

Según la empresa prestadora del servicio de energía eléctrica, a la fecha, estos establecimientos acumulan una deuda que supera los mil millones de pesos.

Ayleen Álvarez Martínez, gerente de la compañía en Bolívar, expresó que por esta situación, se procederá a suspender el servicio a los hospitales morosos, decisión que se tomará si estos establecimientos no abonan o se ponen al día inmediatamente con su obligación.

Esta medida se aplicaría para el caso de la ESE de Mahates, donde la deuda asciende a los 312 millones de pesos a corte de enero. Le siguen el municipio de Arroyohondo, donde la cartera morosa se ubica en 123 millones de pesos.

“Electricaribe ha prestado de manera incondicional el servicio de fluido eléctrico a estas entidades, pero no muestran voluntad de pago”, afirmó Álvarez Martínez.