Lo que temían los habitantes de la Mojana ocurrió en las últimas horas: el río Cauca, que ya había provocado emergencias en el sur de Bolívar, abrió un boquete de unos 20 metros en zona rural de Guaranda. La comunidad, que había contenido de forma artesanal la arremetida del río, está impotente porque finalmente resulto afectada por las inundaciones. Jesús Royero, secretario de Gobierno de Guaranda, sostuvo que "infortunadamente el municipio no cuenta con los recursos necesarios para enfrentar esta emergencia". "Dios quiera que esto no se convierta en una catástrofe para la región de la Mojana", expreso con el funcionario preocupación. Las autoridades y la comunidad llaman la atención del Gobierno Nacional para que los ayude rápidamente un controlar la emergencia.