La paz se constituyó en un tema coyuntural durante la jornada de clausura de la 71 Asamblea Nacional de la Andi que se realizó en Cartagena, en donde Gobierno y empresarios coincidieron en aunar esfuerzos, sólo para que las negociaciones que se adelantan en La Habana, lleguen a buen termino; sino al desafío mismo y las acciones que se deberán tomar ante una eventual etapa de postconflicto. El primero en realizar su apreciación sobre el tema fue el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien sostuvo que ya llegó el momento de que el país "pase la página de la violencia" y mire hacía el futuro que representa la paz. Indicó que Colombia "lleva demasiadas décadas preocupada por el pasado, por explicar, por acusar, por encontrar culpables" y que ese pensamiento es el que tiene al país dividido entre "los que son optimistas y los que son poco optimistas" por que se está llevando a cabo en Cuba. Sin embargo, Villegas dejó un mensaje claro ante los más de 1000 empresarios asistentes a este evento y es el relacionado a su rol dentro de este proceso al ser designado como Ministro de Defensa. "El Presidente de la República me ha pedido ayudarle a terminar la guerra y la vamos a terminar, por la negociación o por la derrota final de la violencia por la fuerza", aseveró. Posteriormente, el Presidente de la Andi, Bruce Macmaster manifestó que los empresarios de Colombia, "confían plenamente en el criterio de los negociadores" que el Presidente Santos escogió para comenzar los diálogos con las Farc,  pero sostuvo que se hace necesario la defensa de la legitimidad del Estado, la protección de los valores constitucionales, la construcción de confianza y de un compromiso real del grupo armado para que generar garantías dentro de un proceso que ha tenido altas y bajas. "Hoy, en esta Asamblea, y como lo hemos hecho ante los medios de comunicación y en otros escenarios en diferentes oportunidades, reiteramos nuestro compromiso patriótico de poder aportar al propósito y al objetivo colectivo de ver a los alzados en armas abandonar sus acciones violentas y delitos, y reintegrarse a la sociedad civil. Esto, por supuesto, con el anhelo de que el proceso garantice, entre otras cosas, una integral reparación a las víctimas de este conflicto con participación activa de los verdaderos victimarios", recalcó Macmaster. Finalmente, el Jefe de Estado reiteró que el país necesita y requiere la paz, por lo que pidió a los industriales "trabajar juntos por conseguir ese sueño, que llevan los colombianos durante más de cincuenta años, que es el bien supremo de cualquier nación, que es conseguir la paz". "Yo soy católico, voy a misa, no todos los domingos, pero cuando uno va a misa hace un acto de fe, reza el Credo y yo he venido a este templo de los industriales también a hacer un acto de fe, a decirles en qué he creído, en qué creo y en qué creo que debemos creer los colombianos para tener un mejor futuro. Yo creo que este país, en primera instancia merece, necesita la paz", afirmó.