El Juzgado Segundo Penal Especializado de Descongestión de Cartagena, sentenció a la pena máxima de 60 años de prisión a Andrés Antonio Díaz Zabaleta y Josefa Cardona Ortega por el asesinato de la joven embarazada Kellys Zapateiro Guzmán, de 28 años, a quien posteriormente le robaron su bebé. El policía retirado y su amante, fueron condenados por los delitos de Desaparición forzada, secuestro simple y homicidio agravado. Kellys Zapateiro Guzmán, fue asesinada el 11 de julio de 2014, en la Estación de Policía de Manzanillo del Mar en la zona norte Cartagena, allí le extrajeron en una cesárea rudimentaria al bebé de ocho meses de gestación. La criatura posteriormente fue entregada a su abuela materna.