El abogado Antonio Caballero, representante de la Red de Veedurías de Cartagena, solicitó a la Fiscalía General de la Nación, reabrir las investigaciones relacionadas con denuncias que desde esa organización se presentaron y que advierten de presuntas irregularidades en la adjudicación de licencias de construcción a proyectos en la ciudad.

Manifestó que desde la Veeduría se puso en conocimiento al ente investigador sobre algunas obras que se venían ejecutando en La Heroica, sin cumplir los requisitos exigidos por la Ley.  "En la ciudad de Cartagena se vienen presentando desde hace mucho tiempo atrás una serie de irregularidades en materia de otorgamiento de la licencias de construcción y en la falta de control urbano", afirmó.

Y agregó: "Esto se evidencia, por ejemplo, en la construcción que fue materia de polémica en el barrio Manga, cuando se dio permiso por parte de la Curaduría Urbana 1 de un edificio con sótano y de una altura prominente y que sobrepasaba los niveles permitidos. También esto se evidenció en la construcción de una estación de gasolina entre un conjunto de edificios residenciales por la Avenida San Martín, que fue denunciada y que colapsó a los pocos días".

Sin embargo, sostiene que por razones desconocidas los procesos que se presentaron ante la Fiscalía, fueron archivaron; por lo que indicó que ante la tragedia registrada en el barrio Blas de Lezo, es apremiante que reabran dichas investigaciones para evitar que a futuro se presenten siniestros de esta naturaleza y que pueden prevenirse a través de decisiones que deriven los organismos del Estado.

"Hoy las diferentes veedurías de Cartagena solicitaremos la reapertura de todos los procesos e investigaciones que han sido archivadas y que tienen entre sus hechos el otorgamiento de licencias irregulares o contrarias al Plan de Ordenamiento Territorial, con el objeto de identificar a los responsables de estas situaciones para que se haga justicia", apuntó.

Recalcó que por cuenta de estas irregularidades en el otorgamiento de licencias de construcción, hay riesgo en La Boquilla, Blas de Lezo, Alto Bosque, Los Caracoles, Los Alpes, entre otros sectores de la ciudad, por cuenta edificaciones en construcción y/o que están ya habitadas pero que carecen de los requisitos de Ley y que van en contravía a los lineamientos del Plan de Ordenamiento Territorial (POT).