Foto suministrada por Wendy Tapias, periodista del Noticiero Popular.



Sin acceso a los planteles educativos. Ese es el panorama con el que se han encontrado estudiantes, docentes y directivos de los colegios públicos de la ciudad, a raíz de la protesta que desde hoy iniciaron las personas encargadas de vigilancia y seguridad de esos establecimientos.

Los vigilantes tomaron la decisión no permitir el ingreso a los colegios públicos, luego que desde la Alcaldía de Cartagena se informara que no se pudo realizar el proceso de contratación de estas personas, debido a demoras en la aprobación del Presupuesto Distrital por parte del Concejo esta ciudad.

[imagewp:449154] Foto suministrada por Wendy Tapias, periodista del Noticiero Popular.

En el caso del Colegio Departamental, que se encuentra ubicado a la altura de la Avenida Pedro de Heredia, los guardias mantienen el paso restringido y estarán en esta posición hasta que la Administración Distrital resuelva la situación laboral de más de 1.300 vigilantes que desde hoy se encuentran cesantes.

"La Alcaldía acabó el contrato y somos más de 1000 vigilantes que estamos ahora mismo sin trabajo", expresó Fernando Iriarte.

Además de la obstrucción que realizan los vigilantes en las entradas de los planteles educativos, también la población estudiantil se encontró con la sorpresa de que afuera de sus colegios hacen presencia brigadistas de Espacio Público y de uniformados de la Policía Nacional.

"La ciudad amanece en un caos total, resultado lógico de la imprevisión, irresponsabilidad de la Administración Distrital, en cabeza del alcalde encargado Sergio Londoño y del secretario de Educación, Jaime Hernández Amín", Medardo Hernández, presidente del Sindicato Único de Docentes de Bolívar.

Hasta el momento, desde la Alcaldía de Cartagena no ha habido pronunciamiento sobre lo que está ocurriendo por cuenta del no ingreso de los estudiantes y docentes a los 106 colegios oficiales.