En el municipio de Chimichagua, Cesar, un bebé de un año de edad, falleció tras resultar afectado por los juegos pirotécnicos que se utilizaron en el desarrollo de una campaña política. El bebé estaba en brazos de su madre cuando un elemento a base de pólvora conocido como ‘volador’ le cayó encima. De acuerdo al coronel Jorge Urquijo, comandante operativo del Cesar, la madre se encontraba en el lugar donde se ejercía la actividad proselitista. Tanto ella como el niño resultaron afectados. Fueron trasladados a un centro asistencial pero por la gravedad de las heridas el niño falleció. “Unas personas inescrupulosas, sin medir las consecuencias, lanzaron voladores y estos impactaron en un grupo de personas que se encontraban haciendo campaña política”, comentó. Por estos hechos dos personas se encuentran capturadas.