Cargando contenido

Jose ''Pepe'' Mujica / AFP



El expresidente uruguayo José 'Pepe' Mujica, en compañía del exmandatario del gobierno español, Felipe González, se mostraron optimistas frente al avance que registra la implementación del Acuerdo de Paz firmado por e gobierno colombiano y las Farc.

Los líderes participaron en la reunión que convocó el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y los miembros de la extinta guerrilla, y la cual se desarrolló en la sede de la Gobernación de Bolívar, ubicada en la entrada al municipio de Turbaco.

Mujica afirmó que su presencia como de la González, buscaba no sólo aportar a la consolidación de un proceso sino también dar un parte de tranquilidad frente al Acuerdo, considerando que todavía en Colombia el ciudadano no sabe "la trascendencia que tiene" el Acuerdo de Paz que el país firmó en el 2016 y que permitió ponerle fin a más de 5 décadas de violencia.

Así mismo, consideró que ante el escenario polarizado en el que se encuentra el país, se hace necesario superar las barreras porque de lo contrario, sostuvo que "es imposible pedirle a una sociedad que atienda sus problemas (...) si mantiene una realidad de guerra".

El exmandatario suramericano sostuvo que la guerra "no es cuestión de lo que están o no dentro" del conflicto, sino que es algo que padece toda sociedad y que golpea tanto a "ricos como a pobres" y que al estar el país sumergido a un periodo tan largo de violencia, actualmente los ciudadanos se encuentran en un proceso donde les cuesta "ver" el costo y valor que representa la paz.

"No es una cuestión de portarse bien o de no lastimarse. Es un problema de conveniencia global para hacer posible una sociedad superior. La guerra no puede ser un proyecto de porvenir para nadie. ¿Qué los pueblos se adaptan a vivir en guerra?, si, pero pagan el costo y cuando un escenario natural tiene esto, hay que apoyar para que Colombia pueda salir", indicó.

Y agregó: "Si pretendes que la gente tenga conductas de corderito. Si al que está en la selva le dices: ven, entrégate pacíficamente, que te voy a meter 30 años preso, ¿Tu crees que la sociedad funciona así?. No, lo obligas a quedarse en la selva y tienen que pasarte toda la vida persiguiendo y ¿eso a quién le cuesta?, al pueblo que trabaja, que sufre".

Mujica reconoció la existencia del dolor, en especial para las víctimas del conflicto, pero envió un mensaje de esperanza, por lo que invitó a los colombianos a "mirar hacia lo que está por venir" o siguen "mirando hacia atrás y continuas con 50 años de despilfarro, de pérdida de energía y de cultivar odios".

"El pasado no es reparable, nunca lo ha sido en ninguna parte de la tierra. Lo que es enmendable es el porvenir y de los errores del pasado tenemos que construir lo que es el futuro", afirmó.