Cargando contenido

El directivo los acusó de estar “congraciados” con estructuras delincuenciales.

Miembros de la UNP en Magdalena
Nixon Carvajal

Un grupo de escoltas perteneciente a la Unidad Nacional de Protección (UNP), en el departamento del Magdalena, rechazó los señalamientos que hiciera en contra del gremio el director del organismo, Pablo Elías González Monguí, ya que -dicen- los deja en estado de riesgo ante diversas organizaciones criminales.

El escolta Luis Clavijo, en medio de una protesta pacífica, manifestó la preocupación del gremio en Santa Marta:

“Los escoltas tercerizados del Programa de Protección de la UNP estamos ejerciendo un rechazo masivo y tajante al director Pablo Elías González Monguí, ya que no es justo que él diga unas palabras o una frase que nos pueda comprometer, que nos lleve a que los grupos alzados en armas que hoy nos han declarado objetivo militar y plan pistola, nos pueda ocasionar la muerte a más de uno”, dijo.

Lea aquí: Escoltas de la UNP en Antioquia denuncian seria sobrecarga laboral 

De acuerdo a los escoltas, el director de la UNP los acusó de estar “congraciados” con estructuras delincuenciales, por lo cual exigen que el directivo se retracte de sus declaraciones.

Exigimos que él se retracte en cuanto a esas palabras. Nosotros somos personas que damos la vida por los que estamos cuidando y queremos que por favor se nos reconozca esta función que estamos cumpliendo de alto riesgo”, agregó Clavijo.

Los representantes de alrededor de 120 escoltas, adscritos a la UNP en el Magdalena, aseguran que las afirmaciones del director comprometen su actividad por las circunstancias de inseguridad del departamento.

Lea además:  ¿Qué hay detrás de la protesta del sindicato de la UNP?

“Para nadie es un secreto que en el Magdalena siempre hay grupos al margen de la ley y desmovilizados, entonces nuestras vidas corren peligro. Necesitamos que el Gobierno tome medidas en cuanto a esto”, puntualizó. 

Aldo Deluque, miembro activo del gremio de escoltas, requirió acompañamiento del Estado para realizar su actividad ya que los trabajadores se sienten abandonados.

Nuestra labor es la defensa de la integridad física de los señores que hacen parte del Programa de Protección Especial, llamados beneficiarios. En estos momentos nos encontramos en total abandono”, afirmó.

Los escoltas esperan el apoyo de las autoridades y las garantías para adelantar su labor de protección.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido