Cargando contenido

El escultor se encuentra a la espera que el intérprete le facilite algunas imágenes y retratos personales, de su idea de modificación.

Plaza Centenario de Ciénaga (Magdalena)
Foto - cortesía

El artista plástico, Eduard Barrera, quien diseñó la polémica escultura en homenaje a Carlos Vives, ubicada en la plaza Centenario de Ciénaga y que ha motivado todo tipo de críticas por la poca semejanza de la pieza con los rasgos del cantautor samario, aseguró que fue contactado por el intérprete con quien llegó a un acuerdo para realizar algunas modificaciones a la obra.

Según el escultor cordobés, aunque el cantante ya le expresó su inquietud por mejorar la obra, aun no determina en qué puntos se adelantarán los cambios a la figura moldeada en bronce.

En contexto: ¿Parece mujer? La polémica escultura de Carlos Vives que es blanco de burlas

“Básicamente o puntualmente no ha sido todavía una decisión, de todas manera, él (Carlos Vives) en lo que se encuentra un poco incómodo es por lo que la gente se encuentra opinando de la escultura y no lo que él opina. Él me dice que en lo posible hacerle unos arreglos; todavía, puntualmente, no me ha dicho qué quiere que se le arregle o se le mejore o que se le cambie”, indicó el artista.

El escultor se encuentra a la espera que el intérprete le facilite algunas imágenes y retratos personales, de su idea de modificación.

Él está en estos momentos escogiendo una serie de fotografías del momento histórico que se está planteando en la escultura para hacérmelas llegar y puntualmente definir ese tema de qué realmente es lo que él quiere,  que se le mejore o arregle”, agregó.

De acuerdo al autor, Carlos Vives le expresó que le gusta el mensaje que quiso transmitir con la temática de la obra, en alusión a la producción musical ‘El Rock de mi Pueblo’,  aunque no está de acuerdo con la forma en que quedó.

Lea aquí: Con vallenato e historias, Carlos Vives recordó sus raíces en 'Exma 2019'

“Detalladamente no ha hecho ningún comentario, sobre qué no le gusta, dice que mucha gente ve a otros en la escultura y no lo ve a él, pero es de algunos comentarios, no de todos, pues mucha gente dice que sí se parece”, puntualizó.

Luego de la polémica desatada, el escultor Eduard Barrera espera culminar las correcciones de la obra con el agrado del deber cumplido y sobre todo con la satisfacción de Carlos Vives.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido