Cargando contenido

Diez menores fueron trasladados al centro de salud del municipio de Dibulla tras sufrir desmayos.

Extraños ataques por supuestos espíritus en colegio de La Guajira
10 menores resultaron supuestamente afectados tras invocar fenómenos paranormales.
Foto: Captura de video

Varios estudiantes de la Institución Educativa Rural de San Antonio de Palomino sobre la troncal del Caribe, sufrieron trastornos físicos como ataques de ansiedad, gritos y desmayos, supuestamente tras jugar la güija.

En redes sociales se viralizó un video en el que se ven las estudiantes gritando y algunas se desmayan. La comunidad educativa preocupada por la situación se llevaron a las menores al centro de salud del pueblo, donde no se pudo determinar que les estaba causando los supuestos ataques.

Según el secretario de Educación del municipio de Dibulla, Fabián Acosta, tras preguntar sobre qué se encontraban haciendo los estudiantes antes de los ataques, dijeron que desde la semana pasada estuvieron jugando la tabla güija y viendo portales paranormales lo que habría desencadenado en los raros comportamientos.

En las últimas horas 10 menores resultaron afectados con esta situación, lo que mantiene en alerta a las autoridades educativas y familiares pues otros estudiantes tienen temor de regresar al colegio. 

(Le puede interesar: Supuesto fantasma en estadio de Huracán causa revuelo)

"Las primeras conclusiones es que los menores afectados estarán en observación en sus casas y con tratamientos médicos, se ha decidido hacer unas vigilias, jornadas de oración, paralelo a eso se espera la visita de la Administración Temporal de Educación con especialistas quienes trabajarán con varios menores que aunque no se han visto afectados no quieren ir a clases", indicó el secretario Acosta. 

Entre tanto el padre Heribero Espinosa, párroco de la Iglesia San judas Tadeo, a quien se consultó por los hechos ocurridos en el corregimiento de Palomino dijo que era "importante llamar la atención de los jóvenes, no podemos jugar con aquellas cosas que sabemos que no son juego que nos podemos quemar".

Los hechos se presentaron en la sede principal de la institución que cuenta con 800 estudiantes de primaria y bachillerato. Los directivos, docentes y Secretaría de Educación se reunieron con los padres de familia para juntos buscar una solución a la situación. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido