Una empresa samaria especializada en la  fabricación  de mobiliario artesanal logró enviar el pasado domingo a través del Puerto de Santa Marta, un contenedor con 158 sillas y mesas hechas ciento por ciento a mano, a la ciudad de Miami en los Estados Unidos.

Rafael Zúñiga propietario de la empresa familiar relata cómo se gestó el envío del material hecho a mano con cordón tubular PVC, que rescata las técnicas de fabricación tradicional de los pueblos del Magdalena.

“El contacto fue trabajo propio de nosotros, con el trabajo de fotografía, con el trabajo de redes sociales y entrando en las páginas web; nos contrataron por correo y por ahí empezamos a montar el pedido y mi hermano cotizó todos los fletes”, explicó el propietario de la empresa.

La empresa está conformada por un grupo de quince a veinticinco personas, entre tejedores y herreros, quienes son contratados  dependiendo de la producción que se esté desarrollando.

“Yo llevo tres años trabajando en el proyecto y justo este año empecé a trabajar con mi hermano Manuel, quien tiene experiencia en el tema de exportación; el proyecto nace como una idea de negocios”, indicó el artesano.

La empresa de mobiliario artesanal distribuye material a diferentes ciudades del país como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, entre otras.

La carga fue adquirida por la compañía Urban Atlantic Group para un proyecto en Miami denominado “The Cita del (culinary & design hub, workspace, and catalyst for collaboration”.

El contenedor logró ingresar  a  territorio norteamericano con preferencia arancelaria al ser un producto artesanal tejidos completamente a mano, lo que permite que se aplique desgravación arancelaria con el Tratado de Libre Comercio.

Para el primer semestre de 2018 la compañía espera realizar por lo menos cuatro exportaciones adicionales a Estados Unidos y  Europa, teniendo como plataforma idónea para lograrlo al Puerto de Santa Marta, por medio de la diversa oferta de rutas marítimas con conexión directa a los mercados más importantes a nivel internacional, acompañado lo anterior por tecnología de última generación y talento humano altamente capacitado.