Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Puerto Colombia - Imagen de referencia
Puerto Colombia - Imagen de referencia.
Cortesía Alcaldía de Puerto Colombia.

Un nuevo caso de presunta discriminación por orientación sexual se registró en el hotel Pradomar, jurisdicción del municipio de Puerto Colombia (Atlántico) el pasado domingo en horas de la tarde, mientras se desarrollaba en Barranquilla el partido entre las selecciones de Colombia y Brasil.

Las presuntas víctimas señalaron a través de sus cuenta de Twitter que, luego de tomarse unas fotografías abrazados mientras compartían del día y disfrutaban del partido, fueron increpados por el encargado de la parte administrativa del hotel en ese momento, quien les indicó que debían salir del sitio ya que "esos shows no se permitían en el lugar".

También le puede interesar: Alerta por panfleto con amenazas de muerte contra líderes comunales en sur de Córdoba

Fue en ese momento cuando los jóvenes alegaron que no se encontraban haciendo nada malo y que, al igual que los demás asistentes al lugar, tenían todo el derecho de disfrutar.

A través de su cuenta de Twitter, uno de ellos manifestó: "Sabíamos que no estábamos haciendo nada grave y que teníamos todo el derecho de seguir ahí, pero el tipo insistía en que nos fuéramos porque esos 'shows' no los aceptaba en el lugar".

Agregó que "en medio de reclamos seguíamos haciendo valer nuestros derechos, pero el hombre nos dice: 'Que era el dueño de ese establecimiento y que no podíamos seguir ahí'".

Inmediatamente, y ante el tono poco condescendiente del aparente funcionario del hotel, los jóvenes decidieron retirarse del lugar, tras la agresión verbal que recibieron del sujeto, quién les gritó con evidente molestia: "Váyanse sin pagar la cuenta, pero no los quiero más aquí. ¡Soy homofóbico y no los quiero aquí!".

Al intentar salir del sitio, los jóvenes también denunciaron que fueron retenidos por funcionarios y meseros del lugar, quienes habrían cerrado las puertas del parqueadero para obligarlos a que pagaran la cuenta.

Por esta razón, uno de ellos procedió a dar aviso a la Policía Metropolitana de Barranquilla, quienes llegaron al sitio y lograron intervenir en el hecho, dando la razón a los jóvenes por la presunta vulneración de sus derechos.

En medio de la denuncia, el joven señaló a través del hilo de Twitter: "Expongo esto porque no es posible que aún siga existiendo este tipo de actos discriminatorios y homofóbicos, no importa el sitio que sea. Si para ese tipo es un orgullo ser homofóbico, para nosotros es un orgullo defender nuestra diversidad".

Vea además: Durante Festival Vallenato, más de mil policías reforzarán seguridad en Valledupar

Entre tanto, el hotel Pradomar emitió un comunicado lamentando lo sucedido, ofreciendo disculpas a los jóvenes afectados y reiterando que el establecimiento tenía como finalidad conservar un trato agradable a todos los clientes, bajo políticas de respeto, atención y no discriminación.

Además, confirmó que el aparente funcionario se trataría del hermano del dueño y que nada tenía que ver con el establecimiento. 

El colectivo Caribe Afirmativo, fundación que salvaguarda los derechos de la comunidad LGBTIQ+, realizó un llamado a la tolerancia y al respeto por quien es diferente en cuánto a su condición sexual. A través de su dirección, confirmaron que ya  tomaron el caso de presunta discriminación de tipo homofóbico para brindar el acompañamiento jurídico y psicosocial a los jóvenes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.