Cargando contenido

Según los afectados les suspendieron el contrato con la promesa de volver a reintegrarlos en unos meses, pero eso nunca ocurrió.

No los liquidaron
Cortesía: ex empleados Hospital Rosario Pumarejo de López

Ya  son dos meses de espera para los extrabajadores del Hospital Rosario Pumarejo de López, que fueron despedidos en abril, tras la finalización de su contrato,  a pesar de que les adeudaban meses de trabajo y que para esa época se iniciaba la propagación del COVID-19 en nuestro país. 

Para los ex empleados del área administrativa del centro médico "fue un despido injustificado e ilegal, si se tiene cuenta la crisis que se presentaba por la pandemia para esa época".

Lea también: 150 mercados para adultos mayores se dañaron en el centro de acopio de Valledupar

“El 24 de abril nos mandaron para la casa, nos dijeron que estaban en plan de contingencia porque no se estaba tomando ningún protocolo aun para enfrentar los contagios de COVID-19, y prometieron que nos  llamarían cuando volvieran a retornar las actividades y aun estamos esperando”, aseguró Nina De Ávila, ex trabajadora del Hospital Rosario Pumarejo de López

Los afectados con este despido masivo fueron alrededor de 50 profesionales y técnicos de la salud, quienes empezaron a sospechar que la promesa de retornar a sus actividades estaba motivada, para evitar presiones ya que les adeudaban 8 meses de salario.

“La gerente nos hace una terminación irregular de contrato en plena pandemia, y debiendo 8 meses de salario en nuestra liquidación, estamos en la casa sin trabajo, estamos pasando muchas necesidades, no estamos pidiendo que nos regalen nada, son meses de trabajo  y entrega que nos deben pagar”, agregó una de las afectadas

Le puede interesar: La respuesta del Gobierno a Claudia López por la inseguridad en Bogotá

En señal de protesta un grupo de ex trabajadoras se reunieron en la entrada del hospital, para llamar la atención de las directivas, quienes no atienden las múltiples solicitudes de saldar la deuda.

RCN Radio intentó comunicarse con la gerencia del Hospital Rosario Pumarejo de López, que es el de mayor nivel de la capital del Cesar pero no fue posible encontrar respuesta, sin embargo, se conoció que la terminación del contrato obedece a un cambio de bolsa de empleo, que no habría recibido la sugerencia de contratar al mismo personal que por años trabajo en el centro de atención hospitalaria.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido