Cargando contenido



Falleció Álvaro Solano, el recluso que se prendió fuego a inicios de la semana en  la Penitenciaría El Bosque de Barranqulla, y que estaba en cuidados intensivos en la Camino Universitario Adelita de Char por tener heridas en el 70% de su cuerpo.

Según se conoció, antes de quemarse, Solano  se hirió con un cuchillo en el cuello, en un doble intento de suicidio mientras estaba purgando una condena por homicidio y había solicitado un permiso de 72 horas, que le fue negado. El thinner que usó lo habría adquirido dentro de la misma cárcel donde al parecer habían estado pintando semanas atras y lo tenía escondido en su celda.

Francisco Acosta Guerrero y Miguel Carranza, sus compañeros de celda y quienes quedaron lesionados con quemaduras de segundo grado se recuperan satisfactoriamente.