La Fundación de Acción Social Integral, ACSI, la cual opera el programa de alimentación escolar en Valledupar y Cesar, envió oficios tanto a la alcaldía municipal y la Gobernación del Cesar, dándoles a conocer que prestará sus servicios en los colegios hasta finales del mes de abril.Argumenta que las entidades territoriales no han facilitado la infraestructura adecuada para brindar la alimentación de los niños de la forma debida. Este operador pide terminar de manera bilateral estos contratos puesto que las instituciones educativas no cuentan con cocinas, comedores óptimos y menajes suficientes para la demanda estudiantil.

Este operador de alimentación escolar señala además que ha aportado equipos, utensilios, menajes en mayor cantidad a la ofrecida en los convenios pero necesita de la contribución en este aspecto de la alcaldía y la gobernación.

El contrato con la alcaldía de Valledupar está firmado hasta el 26 de septiembre y con la gobernación del Cesar hasta el 27 de abril. En el oficio dirigido al alcalde Augusto Ramírez precisa que ejecutará el contrato hasta el último día del mes de abril, mientras que al gobernador Franco Ovalle le dice que no aceptará prórrogas.