Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Por falta de fluido eléctrico, esta familia acudió a una planta generadora de energía la cual emitió el gas que les produjo la muerte.
RCN Radio

La tragedia se registró a raíz de la suspensión de energía en el corregimiento de Animasaltas, jurisdicción del municipio de Simití, en Bolívar, por un fuerte vendaval que se presentaba en la zona.

Según las autoridades, la familia Marimón Muñoz decidió encender una planta eléctrica propia, que les brindaría energía para poder dormir y no aguantar las altas temperaturas que se presentan en esa zona, sin pensar que esto podría envenenarlos a través del aire.

El generador de energía empezó a emitir monóxido de Carbono, el cual fue inhalado por la familia, causando la muerte de Jorge Isaac Marimón y sus dos hijos de dos y cuatro años, mientras que Linda Muñoz, madre de los menores, logró ser rescatada con vida.

Según el alcalde de Simití,  Alberto Ramírez, cada vez que llueve "Electricaribe quita la energía y se demora restablecer el servicio, esa noche hubo un vendaval y se fue la energía, prendieron ese motor de gasolina y el humo los asfixio”.

Los vecinos notaron la ausencia de la familia e ingresaron a la vivienda y encontraron los cuerpos dormidos en las camas.

Rápidamente, fueron trasladados  al hospital San Antonio de Padua, en la cabecera municipal de Simití, "pero solo llegó con signos vitales la esposa de esta familia, quien a raíz de su delicado estado de salud, fue trasladada a un centro asistencial en la ciudad de Bucaramanga", aseguró Ramírez.

"Esta tragedia se hubiera podido evitar sí Electricaribe brindara un servicio de calidad", agregó Ramírez. 

“El llamado es que mejoren el servicio. No puede caer una sola gota de agua sin que se suspenda la energía”, declaró el alcalde.  

Entre tanto, la comunidad de Simití está preparando un funeral colectivo para la familia fallecida.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.