Cargando contenido

Dos adultos y dos menores de edad sufrieron quemaduras de segundo y tercer grado.

Bomberos
Twitter

Con graves quemaduras de segundo y tercer grado en diferentes partes del cuerpo se encuentran en la clínica Adelita de Char, de Barranquilla, dos menores y sus padres tras registrarse un incendio causado al parecer por un corto circuito que inició en una habitación de su vivienda.

Fueron momentos de drama los que vivió la familia venezolana cuando su vivienda se incendió en cuestión de segundos.  "El incendio se originó en la última habitación. El señor junto a su esposa y dos hijos se quemaron. Cuando los niños comenzaron a gritar, nosotros salimos a auxiliarlos, y mi esposo los llevó al médico en motocicleta, estaban muy afectados", contó Leidy Gómez, familiar de los heridos.

El fuego inició en la habitación de los menores de cinco y ocho años. Fue un cortocircuito lo que género la conflagración. "llegamos a tiempo al incendio. Se trataba de un cuarto de esta vivienda. Hasta el momento es materia de investigación. Cuando llegamos nos informaron que habían llevado los niños al hospital",  aseguró William Valdez, bombero.

Estos hechos se registraron en el barrio la Pradera, hasta donde los bomberos se desplazaron a tiempo para evitar que se extendieron las llamas a otras viviendas humildes de este sector.

Esta tragedia se suma a varios inconvenientes en los últimos días relacionados con venezolanos, después que una menor fuera asesinada la semana pasada en un intercambio de disparos entre delincuentes en el municipio de Soledad, donde las autoridades ya lograron capturar a uno de los presuntos responsables del crimen.

En Barranquilla la mayor concentración de venezolanos se registra en el barrio El Bosque, donde un sector ya es conocido como Villa Caracas. También se encuentran en La Pradera, Los Ángeles y el Pueblito en las periferias occidentales de la capital del Atlántico.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido