Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fijan fecha límite para suspender o cancelar segundo periodo académico a programas de la UDC

Este 30 de septiembre, fue la fecha límite que estableció el Consejo Superior de la Universidad de Cartagena, para que se normalicen las actividades académicas al interior del Alma Mater.



El rector de la Institución de Educación Superior, Edgar Parra Chacón, informó a RCN La Radio que la decisión proferida por el órgano supremo de la Universidad de Cartagena, se produjo como respuesta a las solicitudes de estudiantes de las facultades del área de la Salud e Ingeniería, que bajo el amparo del derecho a la educación, han pedido el restablecimiento de las actividades académicas.

"El Consejo Superior lo que hizo fue acatar la recomendación que hizo el Consejo Académico de que se le respete el Derecho a la Educación Superior Pública y el Libre Acceso a los Campus de la Universidad para que aquellos programas que expresen su voluntad de reiniciar la actividades académicas el primero de octubre", expresó.

Señaló que en caso de no lograse un acuerdo para dicha fecha con los representantes de la plataforma SOS Universidad de Cartagena,  promotores del paro estudiantil, la máxima autoridad de la UDC convocará para el 1° de octubre una sesión extraordinaria que se desarrollará a las 5 de la tarde, en donde se analizará la situación y se tomará la decisión de suspensión o cancelación del segundo periodo académico del 2015.

"Se entrará a analizar toda esta situación ocurrida ayer, hoy y en el transcurso del primero de octubre, para que con la información concreta, puntual y real, el Consejo Superior tome la decisión si decide suspender o cancelar el semestre aquellas unidades académicas que no han reiniciado las labores académicas tal como lo conminó el Consejo Superior donde pone como fecha límite el primero de octubre para que se normalicen las clases", expresó.

Por su parte, Andrés Olaya Aguilar, en representación de la plataforma SOS Universidad de Cartagena, expuso que los estudiantes que hacen parte de este movimiento, tienen voluntad de diálogo y se está trabajando para llegar a un acuerdo lo más pronto posible con las directivas de la Universidad para reanudar las clases.

Sostuvo que a raíz a los inconvenientes que se han presentado en las mesas de negociaciones, se llevará a cabo para mañana una Asamblea General entre el estudiantado en donde se informará de la posición de la Universidad y se decidirá que postura tomarán frente a una eventual cancelación del semestre.

"Conscientemente ninguno, y me incluyo yo, está de acuerdo con el cese, nosotros queremos que se reanuden las clases y salir de esto, pero realmente queremos las soluciones y el cese es se da un poquito de la relación costo-beneficio de si seguimos en cese, que tanto debemos seguir para encontrar la solución correctas. Es normal que algunos sectores no estén en pro del cese, pero yo creo que el grueso del estudiantado está en favor de que se consigan soluciones que mejoren la calidad de los estudiantes, de la planta y en definitiva, de la Universidad de Cartagena", aseveró.

El rector Parra Chacón manifestó que si reinicia el periodo el segundo periodo académico el 1° de octubre, el semestre para la mayoría de los programas y facultades concluirá el 18 de diciembre y que en caso de que no den los tiempos, se reanudará a partir del 15 de enero hasta el 2 de febrero del 2016, lo cual no afectará el inicio del primer periodo académico del próximo año.

"Esperemos que haya normalidad académica el primero de octubre, pero dado el caso de que se llegue a suspender las actividades académicas en algún programa, eso no implica volver a pagar la matricula porque se suspende y después de un determinado tiempo sí las condiciones académicas, de paz, están dadas para reiniciar el semestre, se continúa en el transcurso de octubre, noviembre o el año entrante. El problema es cuando el Consejo Superior tome la decisión de cancélese el semestre, ya el estudiante pierde su derecho a la matricula y el año entrante se inicia nuevamente las actividades, paga nuevamente la matricula y se arranca de cero, o sea, que los que llevan el primer corte, lo pierden", puntualizó.