El Ministerio de Trabajo y Aguas de Cartagena suscribieron un Acuerdo de Formalización Laboral para la vinculación directa de 99 trabajadores misionales, mediante contratos a término fijo. El Acuerdo se llevó a cabo a través del Director Territorial de Bolívar del Ministerio del Trabajo, Horacio Cárcamo Álvarez, con la presencia y la firma del Viceministro de Relaciones Laborales e Inspección de esta Cartera, Enrique Borda Villegas; de la Directora de Inspección, Vigilancia, Control y Gestión Territorial, María Patricia Marulanda Calero; Julio Hurtado de Alba, Coordinador del Grupo de Prevención, Inspección, Vigilancia y Control de la Regional, y el Gerente General de Acuacar, Francisco Pérez Tena. Este procedimiento se adopta, en concordancia con las normativas legales que propenden por la generación del empleo formal con vocación de permanencia, respecto a trabajadores misionales a través de empresas de Temporales que prestaron sus servicios a la Empresa, como apoyo en las diversas actividades que ella desarrolla. Igualmente se aplica en el ejercicio de la política de responsabilidad social de la Empresa, que garantiza la protección de los derechos humanos y laborales, declarando su voluntad de contratar directamente los puestos de trabajo, que actualmente los ocupan, el personal en misión. Borda Villegas consideró que se trata de un ejemplo de Cartagena para muchas empresas colombianas porque voluntariamente, le ofrece un trabajo decente a un grupo de sus colaboradores, como también la estabilidad laboral y demás prestaciones sociales extralegales, al vincularlos de manera directa. Para el Gerente General de la Compañía, Francisco Pérez Tena, con este acuerdo se protocoliza el refuerzo en la estabilidad laboral de estos nuevos trabajadores. “Queremos un personal comprometido, contento, satisfecho, tranquilo, que entrega el mejor desempeño dentro de la Empresa”, sostuvo. Una de las colaboradoras beneficiadas, Karina Batista, consideró este logro como un triunfo más en su vida y una gran oportunidad de crecimiento profesional. Daniel Morales, otro trabajador de Acuacar, dijo estar agradecido con Dios y la Empresa porque le ofreció la oportunidad de hacer realidad un sueño. “Saldré adelante y daré lo mejor de mí, hasta el final”, puntualizó.