Cargando contenido

Foto: RCN Radio Cartagena. Edificio Portal de Blas de Lezo I.

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez, alertó al alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño, para que adopte medidas de carácter urgente tras establecerse un riesgo inminente de desplome de 16 edificios de esa ciudad, como sucedió en el caso del edificio Blas de Lezo, en el que murieron 21 personas y 23 más resultaron heridas.

Este llamado de urgencia fue realizado a través de una carta de cuatro páginas en la que se advierte que la Universidad de Cartagena practicó toda una serie de estudios técnicos de “patología estructural y vulneración sísmica”, llegando a la conclusión que ante el riesgo de colapso, los expertos recomiendan “el desalojo inmediato de las edificaciones”.

Martínez aseguró que la Fiscalía inició las respectivas investigaciones para establecer posibles responsabilidades penales que habrían incurrido las constructoras y contratistas de estos edificios en el departamento del Bolívar.

Por este riesgo, la Fiscalía le solicitó a un juez de control de garantías de Cartagena que en audiencia – programada para este viernes 19 de enero – adopte también las medidas de protección necesarias para garantizar la vida y la integridad de los habitantes de los inmuebles. De acuerdo con el informe técnico de los peritos en infraestructura en este preocupante en total son 283 apartamentos que hacen parte de estas edificaciones que presentan riesgo de desplomarse. 

En la carta el Fiscal General le señala al mandatario distrital que con base en el Código Nacional de Policía y su condición de máxima autoridad en la ciudad adopte las medidas correspondientes para atender esta grave situación como podría ser:

“Ordenar el inmediato derribo, desocupación o sellamiento de los inmuebles, sin perjuicio del consentimiento de los propietarios o tenedores de los inmubeles”, dijo el fiscal Martínez.

“Comprenderá el señor alcalde que estas medidas, complementariamente con la reubicación de las familias que moran los mencionados inmuebles, resultan expeditas para mitigar o precaver el apremiante riesgo en el que éstas se encuentran”, enfatizó el fiscal.