Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ganaderos están trabajando a pérdida por el intenso verano en Bolívar

Por culpa del intenso verano que azota al país, los ganaderos de Bolívar, prácticamente están trabajando a pérdida. Miles de reses se están muriendo y las que sobreviven no alcanza para abastecer la región con carne y leche.

 

La ganadería ha sido uno de los sectores que más se ha afectado por culpa de la intensa sequía que sacude al departamento de Bolívar.

 

Joaquín Botero Botero, a sus 70 años, uno de los ganaderos más representativos del sur del departamento y Magdalena, nunca había visto un verano tan intenso.

 

“Es el verano más largo que hemos tenido en la zona de Magangué, a mí no me había tocado un verano tan aterrador como este”.

 

Asegura que solo a él se le han muerto cerca de 400 reses.

 

“Me ha afectado demasiado, yo creo que se han muerto por ahí alrededor entre 400 y 500 reses”.

 

Por su parte Enrrique Núñez Díaz, gerente de Comercasur, la agremiación que reúne a los ganaderos de Magangué y el sur de Bolívar, dijo que las pérdidas son considerables para el sector.

 

“Baja productividad tanto de carne como de leche que son los dos productos que se sacan de la ganadería”.

 

Pedro Salas, ganadero manifestó que la ausencia de agua, ha evitado el crecimiento de pasto, alimento fundamental para el ganado.

 

“La ausencia de pasto que es la parte principal en la dieta de los animales de nuestras vacas”.

 

Por eso, los ganaderos, le pidieron ayuda al gobierno nacional.

 

“Que si el fondo Nacional del ganado se creó para las épocas en que los ganaderos estemos deprimidos como en esta debía subsidiarnos el fondo con comida para los animales, o préstamos para hacer jagüeyes nuevos”.

 

El intenso verano ha ocasionado, la desaparición de pequeños empresarios que intentaron salir adelante comprando ganado, sin pensar que el clima les iba a jugar una mala pasada.