Ante la Fiscalía Seccional Bolívar se entregó Poldino Posteraro Ariza, gerente de Sayco, sobre quien recaía una orden de captura por su presunta participación en los hechos irregulares que se presentaron en el contrato de construcción del acueducto de Caracolí, corregimiento de El Carmen de Bolívar. Para la época de los hechos, la cual está entre los años 2012 y 2015, Posteraro Ariza era contratista de la obra. Según la Fiscalía, deberá responder por los delitos de violación del régimen legal o constitucional de inhabilidades e incompatibilidades, falsedad ideológica y contrato sin cumplimiento de requisitos legales. Señala además que el gerente de Sayco y siete personas más, entre las que se encuentra el exalcalde de El Carmen de Bolívar, Francisco José Vega Arrauth, habrían incurrido en hechos de corrupción que afectaron la ejecución del contrato del acueducto, donde las obras registran un avance del 20%. Más de 2 mil millones de pesos fueron desembolsados para la construcción de este acueducto que quedó sin terminar. La Fiscalía indicó que en este momento se encuentran prófugos el exalcalde de esa población, el exsecretario de planeación, Mario José Melo Villa, y los contratistas César Andrés Beltrán Castillo y Orlando vega Guzmán. Con respecto a los tres capturados, informó que Uriel Antonio Vilora Arias, extesorero de la alcaldía de El Carmen de Bolívar, y Silvio Esnobis Cuesta Solano, primer contratista de la obra, les imputaron los delitos de violación al régimen legal o constitucional, inhabilidades e incompatibilidades, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales vigentes y falsedad ideológica en documento público. En el caso de Winston Hernández Anaya, interventor privado, fue procesado por peculado por apropiación. En audiencias, un juez cobijó con medida domiciliaria a Cuesta Solano y Hernández Anaya, mientras que a Vilora Arias lo dejó en libertad con algunas restricciones y vinculado al proceso. “Los elementos recopilados en las indagaciones evidenciaron que para la realización del acueducto de Caracolí,  fueron desembolsados inicialmente 1.640 millones de pesos y luego, a través de un otrosí, se entregaron 600 millones de pesos más, para un total de 2 mil 240 millones de pesos”, aseveró la Fiscalía.