El gobernador Dumek Turbay Paz, aseguró que el inicio de los diálogos con la guerrilla del ELN representan una posibilidad de paz para el sur del departamento, afectado por los enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley y la minería ilegal. De acuerdo al mandatario, en esta zona del país se espera que el conflicto con esa guerrilla tenga una salida política para liberar al sur de Bolívar. “Bolívar necesita la paz y en ese entendido no solo con las FARC sino con el ELN, en Cartagena poco se siente la presencia del Ejercito de Liberación Nacional, pero en Cantagallo, San Pablo, Norosí, Santa Rosa del sur, Montecristo es muy fuerte y por eso que estos diálogos terminen el conflicto con ellos es una buena noticia… Después de firmar el acuerdo con las FARC creo que podríamos liberar al sur de Bolívar de esta guerrilla”, afirmó Turbay. En esta zona del país los grupos armados ilegales estarían ejerciendo actividades de minería ilegal, extorsión y confrontaciones armadas que generaron el desplazamiento de más de 810 campesinos en el 2016, según datos de la Unidad de Víctimas. El mandatario aseguró que con la desaparición del ELN, se podría recuperar el territorio y los campesinos aprovecharían la riqueza de la minería, que según Turbay Paz está controlada principalmente por el ELN y las Bandas Criminales. “Increíble que estemos sobre la reserva de oro más grande de este país, que el Oro se siga explotando y no esté beneficiando a la población en virtud de la acción ilegal del ELN y de las Bandas Criminales que tienen aterrorizado al pueblo del sur de Bolívar. Esta situación tiene que acabarse”, añadió Turbay. Según las Fuerzas Militares de Colombia, en el sur de Bolívar se han detectado la presencia de cinco frentes del ELN; Luís José Solano Sepúlveda, liderado por el cabecilla alias ‘Raúl’; Alfredo Gómez Quiñones, al mando del cabecilla alias ‘Daniel’; Guillermo Ariza, a cargo de la cabecilla alias ‘Xiomara’; el frente Héroes y Mártires de Santa Rosa, liderado por alias ‘Oscar Nobles’ y el frente Edgar Grimaldo Barón, a cargo del cabecilla alias ‘Franco’. Los municipios más afectados serían Montecristo, Santa Rosa del Sur, San Pablo, Norosí y Cantagallo.