Son 18 años los que la comunidad indígena Zenú ha estado en la vereda Membrillal.

Indígenas
El llamado es a la Corte Constitucional para que analice este tema que es muy grave y se tomen acciones importantes. 
Colprensa

El cabildo menor indígena Zenú sigue a la espera que las autoridades determinen en qué lugar serán reubicadas tras una orden de desalojo de los terreno que usan porque su contrato de arrendamiento ya se acabó, sin embargo la Agencia Nacional de Tierras aún no tiene el predio comprado y la gobernación no ha propuesto uno que les ayude a preservar sus tradiciones. 

El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, señaló que no permitirá el desalojo de la comunidad étnica hasta que no existan las garantías de su traslado, “los vamos a acompañar porque si antes no hay una solución a su nuevo territorio y las nuevas condiciones de vida que requieren, recordemos que es una comunidad víctima e indígena” 

Roger Suárez, capitán del cabildo, aseguró que a la Alcaldía de Cartagena le quedó grande cumplir lo que determinó un juez “a la administración distrital le quedó muy grande el caso a pesar que Cartagena es de Indias y desconocen que existe una población indígena. No han tenido la voluntad de sacar adelante nuestra situación, el dueño no quiere ni vender ni arrendar, pero nos tienen que garantizar nuestros derechos”

Sin embargo, el alcalde (e) Sergio Londoño Zurek aseguró que sí ha adelantado las gestiones que le corresponden, “siempre hemos querido que se respeten los derechos y nuestro trabajo es velar por ellos, pero tenemos una decisión judicial que debemos cumplir”.

Según la Unidad de Víctimas, ese nuevo espacio sería seleccionado antes de finalizar el año 2018. Luisa Margarita Gil, coordinadora nacional de retornos y reubicaciones de la entidad, señaló que la Alcaldía de Cartagena y la Gobernación de Bolívar deberán buscar cuanto antes qué terrenos están disponibles para la Agencia Nacional de Tierras pueda comprarlo. 

La directora Territorial de Bolívar de la Unidad para las Víctimas, Mileidy Galeano Paz, señaló que la ayuda humanitaria continuará una vez se tenga el nuevo lote que garantice los derechos de la población indígena, hasta el momento se han destinado 214 millones de pesos. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido