http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/GobernadorEGuajiraSEP23.mp3

El gobernador encargado de La Guajira, Jorge Enrique Vélez, informó en RCN Radio que a los hospitales del departamento llegan por lo general entre 150 mil y 200 mil pobladores de comunidades indígenas, que tienen la doble nacionalidad, colombiana y venezolana, por causas derivadas a la desnutrición y otros problemas de salud que los afectan.

Dijo que debido al verano intenso que desde hace 3 años ha asolado a esta sección del país, las comunidades indígenas no han podido acceder al servicio de agua y esto contribuye a incrementar el número de menores muertos por causas asociadas a la desnutrición. (Lea también: 57 niños han muerto este año en La Guajira por causas asociadas a la desnutrición)

Indicó que son 57 los menores que han fallecido, todos entre los 0 y 1 año y medio, por lo que en estos casos las causas del fallecimiento es en gran parte la desnutrición que padecen las madres de estos niños.

"En estos casos hay que hacer un trabajo preventivo para evitar más muertes por esta causa", indicó.

No obstante, sostuvo que más de 2.500 menores han sido atendidos, logrando detectar problemas de desnutrición.

Sin embargo, aclaró que "en la mayoría de estos casos, los menores llegan con problemas muy complejos que son casi que insalvables".

"Son 21 mil rancherías las que están en esta región, por lo que es muy difícil su atención, pero hay que atenderlos a todos", expresó Vélez.

Informó que tan solo en la clínica de Riohacha hay internados 42 menores y 20 más en el hospital de Maicao.

Corrupción

Sobre este tema, el gobernador encargado de La Guajira señaló que los organismos de control han venido trabajando para cerrar la llave de la corrupción.

Según Vélez, con la ayuda de 6 fiscales, así como un grupo de funcionarios de la Procuraduría y la Contraloría General, se espera obtener resultados muy pronto en materia sancionatoria.

Dijo que tiene la idea de implantar un sistema biométrico en los colegios de La Guajira para que lo alumnos pongan la huella y se eviten casos como el de los denominados estudiantes fantasma.