Debido a las emergencias ocasionadas por las lluvias durante el fin de semana en San Andrés, la Gobernación activó la Sala de Crisis para tomar medidas preventivas ya que hay temporada alta de turistas por las fiestas navideñas.

Hasta el momento el balance indica que se han presentado inundaciones, árboles caídos, edificaciones afectadas y tormentas eléctricas que ocasionaron el cierre del Aeropuerto.

"El fenómeno natural es un frente frío comúnmente conocido en las islas como vientos del norte o North Winds, y que es típico de la región del Caribe, sin embargo, es preciso tomar precauciones necesarias para poner a salvo la vida de los habitantes”, dijo el gobernador de San Andrés, Ronald Housni.

Además, las condiciones climáticas adversas motivaron el cierre de los cayos y cortes de energía en muchos sectores de la isla y la operación aérea se vio interrumpida.

Las labores de trabajo continúan con maquinaria pesada recogiendo material vegetal y escombros alrededor de la isla, al igual que personal de Bomberos, Policía Nacional y la Defensa Civil, trabajando para garantizar que no se den situaciones peligrosas.

Cuadrillas de la empresa de energía Sopesa han venido trabajando para garantizar el restablecimiento del fluido eléctrico a los sectores afectados.